Restaurante Miramar, Llançà

Nació en Huelva, a pesar de que a los seis meses la familia se trasladó a Llançà, donde vive desde entonces. Fascinado por la cocina (incluso llegó a “inventar” una pizza cociéndola al sol), a los 12 años empezó a trabajar en el bar de tapas propiedad de su familia, y allí se acabó de gestar lo que después sería pasión y pasión.

A partir de aquel momento, Paco compagina los estudios con el aprendizaje y el trabajo culinario durante las vacaciones de verano en diferentes restaurantes.Posteriormente continúa su formación en Francia con Michel Guèrard y, de vuelta en Cataluña, se identifica con la creatividad de Ferran Adrià en El Bulli, con quien realiza diferentes “stages”, impregnándose de la nueva revolución culinaria desde sus inicios.

Después de casarse con Montse Serra, propietaria con su familia del Miramar de Llançà, y trabajando en absoluta sinergia, enfrentan juntos la evolución del hostal transformándolo del restaurante tradicional que era en el restaurante gastronómico, contemporáneo y de vanguardia que es hoy en día, convirtiéndolo finalmente en un lugar de peregrinación para gourmets de todo el mundo.

Ahora, el que siempre ha sido un negocio familiar, ya tiene dos estrellas Michelin, el reconocimiento internacional y la justa fama de una creatividad singular. Paco Pérez, que nunca ha abandonado su gusto por la tradición mediterránea y los productos de su rico entorno marino, apuesta con su menú por una cocina de alta tensión creativa donde las técnicas más espectaculares colisionan, en texturas y sabores, recreando nuevos y complejos conceptos que han hecho y hacen de Miramar uno de los referentes obligados del alta vanguardia culinaria planetaria.

Paco Pérez posee otras dos estrellas Michelin en su Enoteca Miramar (hotel Arts, Barcelona), una en su 5 (hotel Das Stue, Berlín), y asesora otros establecimientos como el Doble y el L Royale (Barcelona) o el hotel Alábriga, en la Costa Brava.