Restaurante Contraste (Milán, Italia)

Un curso privado es la chispa que despierta la pasión por la cocina a este uruguayo nacido en 1980, que  a la edad de 14 años tiene clara ya su ambición: llegar a ser el chef de El Cóndor, el primer hotel de 5 estrellas de su país. Perdomo se va con sus conocimientos a una pequeña tienda delikatessen chilena, luego pasa a un servicio de catering de estilo francés y al restaurante Paninis especializado en cocina italiana. Es aquí donde recoge sus primeros frutos, haciendo que el pequeño local se convierta en una cadena, con tres puntos diseminados por todo el país. El deseo de crecer lo alienta a alcanzar y apoyar a su amigo Juan en Italia en el restaurante Pont de Ferr. Mientras tanto se toma el tiempo para viajar a España y seguir aprendiendo en restaurantes con estrellas de la talla de Berasategui en San Sebastián y El Celler de Can Roca en Girona. En 2011, su talento creativo y su forma de cocinar sin fronteras le valieron la estrella Michelin. Cuatro años después, todavía en Milán, abrirá su restaurante, Contraste, junto con sus compañeros aventureros Thomas Piras y Simon Press.