(Plaza Athénée, Paris)

Hombre fuerte tras Alain Ducasse desde el principio en Montecarlo (y en todos los posteriores restaurantes) e hijo de restauradores, Denis ha protagonizado lo que se ha venido en llamar “soft revolution” del servicio “a la francesa”. Con la diplomacia como gran fondo, la fina teatralización ante la clientela, la pormenorizada enseñanza a las jóvenes generaciones de sala y la discreta inserción de las nuevas tecnologías en el servicio, este “grande” es la misma metáfora del gran servicio puesto en el siglo XXI. 

Por todo ello, es el Gueridón de Oro 2019.