Salirse del camino marcado por Michelin para innovar y atraer público. Gastronomika fija la atención de una de sus jornadas en aquellos modelos de negocio que huyen de lo esperado.

 

 

Es una de las temáticas que conceptualizan el congreso, una temática emergente que configura un camino de futuro al que muchos se han sumado sobre todo tras el paso del coronavirus. Se trata del resurgir de la “bistronomía” o de cómo salirse de la línea para vencer. La temática de los heterodoxos marcará el hilo argumental de una de las cinco jornadas de San Sebastian Gastronomika – Euskadi Basque Country 2020.

Hace tiempo que los únicos caminos de los restaurantes gastronómicos han dejado de ser los que siguen el modelo canónico que gusta a Michelin y conduce a las estrellas. Cada vez hay más cocineros creativos que apuestan por una cierta informalidad en sus locales y propuestas comprometidas con una cocina directa y sin grandes transformaciones de los alimentos, en su mayoría productos de procedencia cercana y de rigurosa temporada.

Quizás por esta heterodoxia muchos de estos chefs no han estado muy representados en los congresos de cocina aunque sus clientes son, en su mayoría, gastrónomos empedernidos. Han ido surgiendo de modo espontáneo y sin planificación en diferentes ciudades y pueblos en los últimos años, pero a día de hoy se les puede mirar como miembros de un mismo colectivo, con sus individualidades y singularidades, más allá de las modas.

No todos son bistrots, ni todos viajan alejados del universo Michelin, pero todos ellos ofrecen una visión alternativa llena de personalidad culinaria a la vez que precios, en general, más moderados. San Sebastian Gastronomika-Euskadi Basque Country penetra en este movimiento para redescubrir, analizar y valorizar lo que se podría denominar “post bistronomía”, con un documental, mesas redondas y ponencias de una docena de estos ‘alternativos’.

Inscríbete.