Ángel Cortés y Alba de Pablo no son, ni mucho menos, caras nuevas en los fogones sorianos.
Ángel pertenece a la tercera generación del Restaurante Duque que abría sus puertas en 1961, en la preciosa localidad de Medinaceli. Regenta el restaurante familiar junto con su mujer, Laura, desde hace una década.
Alba es el valor pujante del Restaurante Casa Vallecas, ubicado en Berlanga de Duero, en cuyos fogones se fraguó la cocina soriana de vanguardia desde su apertura a comienzos de los años ochenta. Alba vuelve a sus orígenes tras un periodo de tiempo aprendiendo y trabajando en  algunos de los mejores y más reconocidos restaurantes del país, para unir las dos cosas que más le gustan: la repostería y la micología.
Juntos han aceptado la invitación de la Diputación de Soria para mostrar en San Sebastián su particular visión de la utilización de las setas y los hongos con una serie de platos sorprendentes, donde la tradición y la vanguardia se dan la mano.