Cien años atrás, Hungría se encontraba entre los más importantes productores de vino del continente. Las cortes reales europeas brindaban con el preciado vino dorado de Tokaj, mientras los pudientes alababan y disfrutaban de otros elogiados caldos blancos y tintos húngaros.

Hungría está recuperando su casi olvidada fama y gloria gracias a sus incontables pequeñas bodegas, viñedos propios replantados y cuidadosamente cultivados por la nueva generación de viticultores. Los maravillosos vinos procedentes de estos viñedos son el resultado de los métodos de la cultura tradicional de producir vino combinados con la modernidad y los avances.

Si los productos húngaros se exhibieran en una tienda especializada en vinos atendiendo a su sabor, los encontraríamos en cada rincón de la tienda. Nuestros vinos representan una exclusiva variedad que le otorgan el sabor y la estructura que caracterizan los vinos de Eger, Tokaj, Villány o Somló. Al mismo tiempo, estos vinos reflejan una historia común y las tradiciones de cientos de años. Los equilibrados vinos de Eger, el complejo dulzor de Tokaj, la estructura de los tintos de Szekszárd y Villány y los blancos de las cenizas de Somló: Hungría cuenta con un gran abanico de variedades de vino, todas ellas fascinantes, auténticas y, sobre todo, a la espera de ser redescubiertas.

Durante esta presentación guiaremos a nuestra audiencia a través de 6 regiones auténticamente vinícolas de Hungría, mientras degustamos algunos de los vinos campeones en la última Competición de Vinos húngaros.

¡Estaremos encantados de darles la bienvenida a nuestros talleres!